¿Qué ha sido de los jugadores del último ascenso del Cádiz?


Seguro que os habéis preguntado que pasó con los jugadores que consiguieron el ascenso a Segunda División en Irún en 2009. Hemos registrado qué hacen ahora y nos hemos encontrado que de todos ellos, dos jugarán la próxima temporada en Primera División, uno ha dejado el Fútbol 11 para pasar al Fútbol Sala y seis se han retirado de forma definitiva del fútbol profesional.

Kiko Casilla (Real Madrid): La marcha de Casillas al Oporto propició su llegada al Real Madrid el pasado verano, aunque la suerte no ha estado de su lado. Después de varias temporadas siendo el portero titular del Espanyol y de llegar a la selección española, el guardameta catalán no ha conseguido superar a Keylor Navas bajo los tres palos blancos, algo que ha influido en la lista de Vicente del Bosque para la Eurocopa 2016. Apenas ha sido titular en tres partidos de Liga, dos en Champions y uno en Copa del Rey. Una competición de la que fueron descalificados por alineación indebida de Chéryshev, precisamente, en el partido de ida contra el Cádiz.

Dani Fragoso (San Roque de Lepe): Aunque el jugador manifestó su deseo de quedarse en el Cádiz después de descender nuevamente a Segunda B en 2010, las negociaciones con el club no cuajaron y Dani Fragoso se marchó del Carranza con el amargo sabor de haber podido jugar más años en Cádiz. Tras varios años en Segunda B, se marchó a Estados Unidos a buscar fortuna, pero no la encontró. En el Chivas USA apenas jugó 11 minutos. A su vuelta, regresó a Segunda B y la última temporada ha sido uno de los jugadores destacados del San Roque de Lepe.

Mansilla (Cacereño): El defensa central fue uno de los jugadores más utilizados durante la campaña del ascenso. Tras salir del Cádiz, armó las defensas de Ceuta y Ontinyent en Segunda B y del Mérida Ad en Tercera. Su último equipo ha sido el Cacereño, donde jugó la pasada temporada. El equipo extremeño acaba de descender a Tercera y está en proceso de reconstrucción. Aunque el contrato de Mansilla ha finalizado al final de esta temporada, el Cacereño ha comunicado su intención de contar con el jugador.

Cristian García (Terrassa): El primer fichaje de Arturo Baldasano como presidente del Cádiz se quedó cuando el equipo descendió y fue uno de los protagonistas del ascenso al año siguiente, en 2009. La suerte no estuvo con él, porque volvía a descender nuevamente en 2010, año en el que se marchó del conjunto amarillo. Cristian no ha dejado nunca la Segunda División desde ese momento. Ha pasado por varios equipos y en la última temporada defendió la camiseta del Tenerife. Al término de la misma anunció que no seguiría en el Tenerife porque quería estar más cerca de su familia. A principios de mes, el Diari de Terrasa publicaba que Cristian había llegado a un acuerdo con el Terrassa, por el que además de formar parte de la plantilla como jugador, ocuparía un cargo en la directiva. Terrassa es el lugar donde Cristian García comenzó a jugar al fútbol.

David García (segundo entrenador del Unió Atlètica D’Horta): El lateral ha dejado el fútbol como jugador. El último equipo donde llegó a tocar el balón fue el Vilassar, en Tercera División, en 2013. Aunque no ha querido desligarse completamente del fútbol. Es en la actualidad el segundo entrenador del Unió Atlètica D’Horta, un equipo de barrio de Barcelona que juega en la Primera División Catalana. Además, trabaja para la empresa de automoción y actividades al aire libre, Garmin.

Juanma Hernández (inactivo – equipo de la AFE): Forma parte del equipo de la AFE de jugadores desempleados, por lo que está en búsqueda activa de club. Juanma lleva dos épocas sin pisar profesionalmente un campo de fútbol. Cuando salió del Cádiz consiguió cierta regularidad en equipos de Segunda B, exceptuando su etapa en el Leganés. Tras ello, se marchó a jugar a Letonia, al FC Jurmala. Esa fue su última experiencia en activo hasta pasar a ingresar en la lista de jugadores sin club de la Asociación de Futbolistas Españoles.

López Silva (Córdoba): Hombre de pocos equipos, López Silva se marchó al Córdoba tras jugar en el Cádiz. Allí lleva hasta hoy. En sus primeras temporadas llegó a ser un jugador importante, titular indiscutible, algo que ha ido menguando, sobre todo cuando el Córdoba jugó en Primera hace dos temporadas.

Carlos Caballero (Córdoba): La de Caballero ha sido una carrera muy parecida a la de López Silva. Se marcharon juntos al Córdoba. Durante las primeras temporadas se alió con la titularidad, algo que no pudo mantener cuando el equipo jugó en Primera División. La poca acción en esa temporada le llevó a probar suerte en el Veira griego ese mismo año, donde tampoco cuajó, algo que hizo que volviera al Córdoba la temporada pasada. No ha conseguido la plena titularidad, pero ha vuelto a conseguir entrar dentro del equipo como un jugador importante de la plantilla.

Enrique (Secretario técnico del Área Deportiva del Cádiz): Alrededor de una década vistiendo la camiseta amarilla le convirtieron en un experto en la dinámica del fútbol cadista. Por ello, a principios de la temporada pasada fue nombrado secretario técnico del Área Deportiva de la entidad. Un cargo por el que han pasado ya varios exjugadores. Experiencia no le falta. Ha vestido la equipación en las tres categorías. Vivió el ascenso a Primera y la posterior caída a Segunda B. Nuevamente volvió a disfrutar de un ascenso a Segunda, pero la mala suerte hizo que se enfrentara con otro descenso a la categoría de bronce. Se retiró en Segunda B y ahora, como director deportivo, tiene la responsabilidad de ver si sus fichajes son capaces de devolver el equipo a Segunda.

Mariano Toedtli (ayudante de campo en Argentinos Juniors): El goleador del equipo que ascendió en 2009 en Irún no perdonó y marcó también en el partido de ida de la eliminatoria por el ascenso. El argentino se retiró del fútbol hace unos años. Lo hizo en el Cádiz en el 2010 en Segunda División marcando 6 goles. Desde entonces, sigue dedicando su vida al fútbol. Acaba de fichar como ayudante de campo del entrenador Gabriel Heinze (exfutbolista del Real Madrid), que acaba de fichar por el equipo Argentinos Juniors que milita en la Primera División argentina.

Manu Barreiro (Alavés): Delantero suplente durante la temporada del ascenso. Es un ejemplo de superación. Salió del Cádiz al acabar esa temporada. Deambuló durante unos años por Segunda B y Tercera División. Una estupenda temporada en Segunda B con el Racing de Ferrol durante la 2013-2014 en la que marcó 21 goles le catapultó a Segunda División. El Alavés se fijó en él. No decepcionó en su primera temporada con el equipo vasco. Titular y 11 goles. El premio gordo le ha llegado esta temporada cuando ha conseguido el ascenso a Primera División con el Alavés siendo una de las piezas más importantes del equipo.

Raúl López (Adjunto a la Secretaría Técnica del Área Deportiva del Cádiz): Uno de los ídolos de la afición cadista. Jugó en Carranza más de 11 temporadas y pasó por todo tipo de etapas. Lateral caracterizado por su garra y fuerza, tiene el honor de ser el jugador que más partidos ha disputado con el Cádiz. Se marchó en 2011. Su ánimo de querer seguir profesionalmente en el fútbol le llevó a un tour por varios equipos de la provincia en los años siguientes, hasta que terminó su carrera en el Lebrijana sevillano. Desde el pasado año es integrante del Área Deportiva del Cádiz como adjunto a la Secretaría Técnica.

Dani Miguélez (Inactivo): El gran rival de Casilla en aquella temporada del ascenso en 2009 estuvo rondando por la Segunda B un par de años más después de salir del Cádiz en 2011. En aquellos momentos, era una de las grandes promesas del fútbol gaditano. El destino futbolístico le llevó a la Primera División de Malta. En la isla mediterránea jugó dos temporadas para el Balzan Youths FC. Después de esta experiencia su carrera se truncó por una lesión en la rodilla, algo que le está imposibilitando volver al fútbol profesionalmente y a que equipos como el Guadalajara hayan rechazado sus servicios tras comprobar en el reconocimiento médico que su rodilla derecha no estaba en perfectas condiciones para volver a jugar.

Juanjo Bezares (Guadiaro): Conocido como “el bisho”, el mediocentro defensivo obtuvo durante varias temporadas el reconocimiento de la afición cadista por su entrega en el campo. Se fue del Cádiz precisamente después de ascender en 2009 y comenzó entonces su periplo por España y… por el mundo. Jugó en Chipre, Kazakhistán y Gibraltar, además de en varios equipos de Segunda B y Tercera. Desde el pasado año, forma parte del Club Deportivo Guadiaro, de la provincia de Cádiz, que se encuentra en la Segunda Andaluza.

Borja Rubiato (Olímpic de Xátiva): Solo llegó a jugar en el Cádiz la temporada del ascenso cedido por el Atlético de Madrid. Hasta 10 goles en 33 partidos formaron un buen escaparate para un jugador que era por aquel entonces una promesa. Aun llegó a jugar en Segunda División con el Huesca, pero a partir de ahí su carrera se aferró a la Segunda B y a varias experiencias alrededor del mundo y en sitios tan dispares como Estados Unidos, Corea del Sur, Irak o Honk Kong. Desde la pasada temporada ha encontrado acomodo en el Olímpic de Xátiva, que acaba de descender a Tercera. En continua formación, Rubiato tiene en su haber varios cursos de entrenador, de director deportivo o de gestión de centros fitness, como enseña en su página de Linkedin.

Álvaro García Cantó (Hércules): Quién le iba a decir a Álvaro García que se disputaría el ascenso a Segunda en el 2016 contra el equipo con el que ascendió en 2009. Actual jugador del Hércules. Es uno de los indispensables de la plantilla alicantina. Se ha reafirmado a lo largo de los años, sobre todo después de su paso por el Leganés. Solo jugó aquella época en el Cádiz, donde tuvo poco protagonismo al llegar en en el mercado de invierno. Extremo ágil y habilidoso, ahora en Alicante le conocen como Alvarito.

Fran Cortés (UA Ceutí FS, de Fútbol Sala): Uno de los casos más sorprendentes. Se confirmó como el canterano del año en la temporada del ascenso. Tuvo continuidad y encarriló una racha de partidos que aumentó su importancia en el equipo. Siguió jugando en el Cádiz hasta el 2011, cuando decidió marcharse al Polideportivo Ejido y posteriormente al Huracán Valencia. Tantas temporadas seguidas en Segunda B le apartaron de subir un peldaño más en el fútbol profesional. El último equipo en el que jugó en Fútbol 11 fue el Conil, en Tercera División. Después, decidió dejar el césped y pasarse al Fútbol Sala. Hizo una prueba con el UA Ceutí FS y decidieron contar con él desde principios de 2016.

Andrés Fleurquin (Retirado): Llegó al Cádiz con el equipo en Segunda División y se quedó por el sur hasta seis temporadas. Vivió ascensos y descensos, y aunque tenía calidad para permanecer en Segunda División, jugó en Segunda B a las órdenes de Javi Gracia con el objetivo de retornar al equipo a Segunda y lo consiguió. No aguantó que el equipo volviera a descender al año siguiente y se volvió a Uruguay, donde terminó su carrera el pasado año, ya con 40 primaveras en el Defensor Sporting como capitán del equipo. Es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, algo que comienza a servirle ahora que ha llegado su retirada.

Víctor Ormazábal (Hanoi T&T, de Vietnam): Un efímero paso por el Ceuta al acabar su etapa en el Cádiz es el último registro que se tiene del mediocentro argentino en España. Después, se ha dedicado a recorrer mundo. Volvió a equipos de ligas inferiores de Argentina y ha pasado por Irak y Vietnam, último país en el que sigue en activo en el Hanoi T&T.

Juanma Delgado (Retirado): Este central onubense fue otro de los fichajes de invierno encaminados a ayudar al ascenso en aquella temporada. Casi una estrella en aquella Segunda B después de haber jugado en Primera con Racing de Santander y Deportivo seis temporadas. Llegó a ser una de los jugadores que más ayudó al ascenso en aquella temporada. Todo indica que se retiró después de que al año siguiente, ya en Segunda División, apenas contara para el equipo. Su caso es extraño. No hay registros de que siguiera en el fútbol más allá de 2010 ni información sobre su persona una vez se marchó del Cádiz.

Laurentiu Rosu (Retirado. Busca equipo como entrenador): El delantero internacional rumano llegó a Cádiz para terminar su carrera. Aunque fue suplente prácticamente toda la temporada, aún dejó tres goles en la historia del Cádiz. Tras su retirada después de conseguir el ascenso, Rosu ha ejercido como segundo entrenador de Cosmin Contra en el Fuenlabrada y en el Petrolul Ploiesti rumano. Ahora, le gustaría al fin ejercer como primer entrenador en un equipo de Segunda B de España o de la primera liga de Rumanía.

José Julián De La Cuesta (Cortulúa, de Colombia): Su paso al fútbol profesional no mantuvo el éxito que tuvo con las categorías inferiores de la selección de Colombia. Lastrado por las lesiones a lo largo de su carrera, el Cádiz fue el equipo de su vida, en el que jugó hasta 6 temporadas. En España pudo jugar también en Valladolid y Albacete, pero a partir de ahí las lesiones no le han dejado tener continuidad. Parado durante varias temporadas, De La Cuesta volvió a Colombia para jugar en el Santa Fe y el Cortulúa, ambos de la Primera División.

Jon Erice (Oviedo): No tuvo una presencia destacada en el 2009, pero sí lo hizo en Segunda División la temporada siguiente. A pesar de ello, cuando el equipo volvió a descender se marchó a la primera liga de Chipre. También jugó en Grecia durante un año antes de volver a España al Guadalajara de Segunda División. El Oviedo en Segunda División B se interesó por Jon Erice. En aquellos momentos el equipo asturiano buscaba incesantemente dar el paso a Segunda División, algo que consiguió en el año 2015, con Jon Erice como uno de los jugadores destacados del ascenso. Ascenso conseguido, precisamente, frente al Cádiz. Ya con el Oviedo en Segunda División sigue siendo uno de los fijos del equipo que ha ayudado a conseguir la permanencia.

Dani Cifuentes (Zamora): Llegó al Cádiz de Segunda B procedente de Primera División donde jugó en la Real Sociedad y el Valladolid. No fue muy decisivo en la temporada del ascenso, pero se afianzó en la titularidad en Segunda y en la temporada siguiente en Segunda B. Se marchó con la llegada de Quique Pina. Encontró en el Recreativo de Huelva su siguiente reto. Allí también se convirtió en un jugador importante durante tres temporadas. Después, pasó un año por Gibraltar hasta que recaló en el Zamora de Tercera, donde juega actualmente, y con el que ha disputado la Fase de Ascenso a Segunda B sin éxito.

Ezequiel Arana (Atlético Sanluqueño): Otra promesa cadista que no cuajó. El lateral llegó a disputar algunos partidos con el primer equipo cadista la temporada del ascenso, pero no pudo quedarse en el primer equipo, a pesar de que su nombre sonara como el futuro dueño del lateral cadista. Su camino derivó por equipos de Segunda B y Tercera de la provincia de Cádiz como el San Fernando, Jerez Industrial o Portuense. En la actualidad se ha afianzado en el Atlético Sanluqueño como un fijo en el once titular. Equipo que acaba de conseguir el ascenso a Segunda División B.

Juanito Argudo (Lebrijana): Uno de los talentos del Cádiz B en aquella época, Javi Gracia le llamó para disputar algunos minutos con el equipo A durante la temporada, pero no consiguió mantenerse en el primer equipo. Aun así, se quedó un par de años más en el equipo B a la espera de un golpe de suerte que no llegó. Tras su marcha ha deambulado por campos de Segunda B y de Tercera, recalando finalmente en el Lebrijana, de Tercera División, donde es el número 10 del equipo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s