Coro Monopoly


Por fin, llega el momento de que se abran las cortinas del Gran Teatro Falla para que suene y huela a carnaval. El coro ‘Monopoly’ es el privilegiado encargado de estrenar este COAC 2016. La joven agrupación lleva dos concursos seguidos siendo cuartofinalista; cuenta con la autoría en letra de Antonio Bayón y José Antonio Valdivia, la música es obra de Rubén Cao.

Simulan fichas del Monopoly dentro del tablero. Visten elegantes trajes con sombrero, ellas con el pelo rojo, ellos azul.

Suenan los primeros acordes y da comienzo la presentación de este joven coro. “Cuánto tienes, cuánto vales…En el juego de la vida todo lo puedes pagar”. En esta pieza inicial ironizan los valores de la sociedad actual que superpone el dinero a los auténticos activos de la vida. La presentación cambia la musicalidad a mitad de la misma asemejándose a un músical. Menos movido el comienzo respecto al despliegue coreográfico del pasado concurso.

Suenan la falseta, ¡suenan los tangos! Primero de ellos en el que hacen un simil entre el concurso del Falla y un circo con todos sus elementos. Crítica que se queda en lo intracarnavalero. Y este va para el alcalde de Cádiz, la primera de muchas letras. “No hace falta que se viste de chaqueta y que ahora Salvochea no vaya a resucitar”. Carta abierta al regidor que ellos quieren: “Alcalde para el futuro de los jovenes que votaron con la esperanza de no sentirse manipulados”.

Vienen directos de la erizada, un poquillo perjudicados para cantar el primero de los cuplés. Juego entre las voces masculinas y las femeninas, que rematan con una negativa de las féminas a la proposición sexual de los hombres. Extenso estribillo en el que juegan con un dado, variable según el número que salga en el cubo cifrado. Y en nochevieja, ¿qué hicieron? Pues eso nos cuentan en la segunda pieza informal por excelencia, la guinda la pone otro chiste sexual.

Se valen de una heterogeneidad instrumental para iniciar el popurrí. Casilla por casilla avanzan por el tablero a la par que cantan este popurrí. Avanzan las cuartetas y vienen a cantar que entendenla vida como un juego, en el que ‘los de arriba’ son los que siempre ganan y marcan las reglas, los torpes e ingenuos siempre pierden. En resumen, popurrí en un tono de crítica irónica contra los poderosos y quizás contra el estilo de vida que impone el modelo capitalista.

Cierran una muy digna actuación sobre las tablas. La idea, la dirección de las letras, algo trilladas. A impresión personal: estuvieron más frescos el pasado concurso.

Nota: 5 (sobre 10).

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s