El drama migratorio llega a Cádiz


La ciudad de Cádiz tuvo ayer la ocasión de escuchar las palabras del periodista Nicolás Castellano (Cadena Ser), quién realizó una necesaria reflexión en voz alta sobre la dramática situación que viven refugiados y migrantes. Especialista en movimientos migratorios, Castellano ofreció su versión sobre la problemática que conoce de primera mano; invitó a remover la conciencia para cambiar la desvirtuada e interesada narrativa que nos ofrecen medios de comunicación e instituciones en Europa. Un acto propiciado por la Mesa Diocesana de Atención y Acogida de Refugiados que tuvo lugar en el colegio San José Esclavas.

@SanJoseEsclavas
@SanJoseEsclavas

Mostrando una ilustración que refleja la muerte del niño Aylan y lanzando una pregunta; “¿Cuántos seguís teniendo en mente esa concienciación o activismo de acogimiento?”. Así comenzó el periodista grancanario su intervención en Cádiz, capital adscrita a la red de ciudades de acogida. Una cuestión a la que él mismo ofreció respuesta con el claro ejemplo que supone que un mes después de la imagen que conmocionó y movilizó al mundo, y fue tema estrella en los medios comunicativos, llegasen 7 cadáveres de refugiados a las playas de Lesbos y el periodismo internacional y nacional (y local) apenas concediese relevancia a los hechos. Castellano se mostró poco optimista respecto a la fecha de caducidad que la prensa y las instituciones ponen al continuo drama migratorio. Un proceso que definió en tres pasos: “Primero, la imagen impactante que remueve conciencias, posteriormente la sensibilización (temporal) y por último el olvido”. “Mucho tiempo asistiendo a está situación, ¿dónde estabamos entonces los medios?”, preguntaba.

Tras dar su visión -la del que conoce el problema sobre el terreno- del caduco interés mediático, se refirió negativamente a las instituciones políticas. “No tengo ninguna confianza en la clase política, solo en la sociedad civil”. Una opinión que explicó aportando datos como la ínfima cantidad de migrantes que acoge España anualmente (unos 5.000), y el número de refugiados llegados a costas europeas en lo que va de año (alrededor de 650.000), y el correspondiente número de fallecidos (3.138 documentados). “Y yo me pregunto; con nuestras leyes, ¿en qué medida influimos en que estos migrantes se vean obligado a chocar contra nuestras costas?”.”¿Cúantas guerras matan a tantos humanos en 9 meses?¿Acaso tenemos un conflicto bélico contra la inmigración?”. Ahí dejaba el periodista sus interesantes reflexiones.

Fuera de nuestras fronteras, invitó a mirar “más allá del muro”, poniendo la vista en conflictos de extrema gravedad como Siria y sus más de 4 millones de refugiados, Mali y su crisis nutricional crónica, Somalia donde en 22 años de guerra civil van 248.000 caidos, o R.D del Congo donde la cota de fallecidos en belicidades llega a 5 millones. Seres humanos que necesitan huir de sus países, y al poner destino a Europa “se encuentran con una estructura de seguridad militar en el Mediterráneo obligando a buscarse la vida a través del inmenso e inhóspito desierto”. Pero la gente no solo huye de guerras; el ébola, es una de las muchas enfermedades contagiosas que azotan países como Liberia o Sierra Leona. Ante ello, Castellano dejó la siguiente reflexión: “¿Por qué esta enfermedad solo es noticia en España cuando afecta a misioneros de nuestro país?”.

El periodista también aprovecho la ocasión para reprochar las políticas migratorias de España. “En este país, el nuestro, cuando logran cruzar la frontera, sin preguntar si quiera como se llaman, los devolvemos”. Condenó verbalmente las vallas, las devoluciones en caliente y la impunidad judicial ante ciertas actitudes más que reprochables de responsables de seguridad. Dos cuestiones podrían resumir la problemática migratoria en esta nación; “¿Por qué los refugiados no se quieren quedar en España?¿Qué sistema de asilo sigue el país?”. Hizo referencia a recientes declaraciones del cardenal arzobispo de Valencia Antonio Cañizares, las del ministro de Interior Fernández Díaz y las de García Margallo (Asuntos Exteriores); las cuales “han contribuido a la creación un imaginario colectivo de que los migrantes son un problema”. “Yo propongo que cambiemos la narrativa”. En lo relativo a la patria española, Castellano no tuvo duda en tachar a la agencia (pública) EFE de “multiplicadora de estos mensajes de miedo y xenofobia”. Ya que “dan por hecho informaciones recibidas pero no corroboradas”. Basta entrecomillar para lavarse las manos, vino a decir.

A modo de resumen, el periodista finalizó su notable intervención con un mensaje en el que decía que “tenemos la obligación de exigir a los que nos gobiernan que no se muevan solo por impulsos mediáticos”.”Tenemos que plantarnos y decir que ya está bien. Cambiemos la narrativa. Articulemos medidas para una acogida segura y con miras a largo plazo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s