Los otros 100 días: Felipe Marín (UPyD)


Hace un año Felipe Marín se veía sentado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Cádiz. Una encuesta de una cadena televisiva provincial le daba un concejal en las elecciones municipales. Además, aunque con un porcentaje relativamente bajo de conocimiento entre los gaditanos, la encuesta le daba el honor de ser el líder político más valorado en la ciudad. Pero el 24 de mayo de 2015, Felipe Marín vio como todo el trabajo que había hecho para darse a conocer no le servía para alcanzar el Ayuntamiento. Su candidatura quedó en penúltimo lugar. Obtuvo únicamente el apoyo de 711 gaditanos, un 1.09% del total de votos. “Ni en el peor de nuestros vaticinios pensamos que los resultados iban a ser tan pobres. Desgraciadamente para la formación, para mis compañeros y para mí, los peores resultados de UPyD desde que nació. Incluso en las elecciones municipales de 2011 sin ningún tipo de campaña electoral sacamos más votos en Cádiz”, comenta Felipe. Y así es. UPyD lleva dos elecciones municipales intentando llegar al Ayuntamiento de Cádiz. La primera vez que lo hizo fue en 2011. En aquella ocasión, UPyD se quedó a pocos votos de conseguir un concejal. Ocupó la cuarta posición con 2.131 votos, un 3,63% del total del escrutinio. Su candidato fue un funcionario de la Universidad de Cádiz y licenciado en Derecho, Manuel Pérez Fabra, que en marzo de este mismo año, dos meses antes de las elecciones municipales, una vez roto su vínculo con Unión Progreso y Democracia, decidía apoyar y votar a la candidatura en Cádiz que impulsó Ciudadanos.

EL RESULTADO

Ante la situación que surgió después de ver el resultado de la votación en estas elecciones, Felipe admite que “llegamos a las elecciones confiados en que íbamos a sacar representación. Fue una jornada que empezó ilusionante y terminó dramáticamente. Me acosté muy mal aquella noche, como si hubiera fallado el penalti que te da la Copa del Mundo. Creo que presentábamos el mejor programa, el mejor equipo y que éramos el mejor partido”. ¿Qué pudo pasar para perder la confianza de 1420 personas en estos cuatro años? Para Felipe Marín “la marca (UPyD) estaba muy tocada porque desde noviembre de 2014 hubo una campaña mediática muy negativa hacia nosotros”. Además, Felipe atribuye también la huida de votos hacia otras formaciones como una de las causas de la debacle: “En Cádiz existió un voto útil. Muchísimas personas que en principio podrían ser votantes de UPyD decidieron votar a la formación de Por Cádiz Sí Se Puede porque era la que más daño podía hacer a Teófila Martínez, como así finalmente ha sido. Mucha gente que, en principio, no hubiesen votado a Podemos, optaron por preferir sacar a Teófila del Ayuntamiento. Y hubo otra fuga de votos, gente que, desde mi punto de vista, mal informada por esta campaña de desprestigio de UPyD y Rosa Díez, votó a Ciudadanos que ha heredado muchos votos de nuestra formación.”

Desde su fundación, UPyD ha dedicado parte de su presupuesto en estar presente en los procesos judiciales de corrupción más famosos del país. Entre ellos, estaba el caso de Luis Bárcenas, Banca Cívica, los cursos de formación en Andalucía o, el que más fama política le ha dado, el caso Bankia. En mayo de 2015, después de las elecciones municipales en las que perdió prácticamente la mitad de los votos conseguidos en las anteriores elecciones locales, la dirección del partido anunciaba que se retiraba de varios de los casos de corrupción en los que estaba presente. Uno de ellos, Bankia. Felipe Marín asegura que “somos un partido que de haber sacado una representación lógica, como así lo entendíamos, en la mayoría de los grandes municipios de España hubiéramos sido un partido muy molesto. Siempre digo que si hubiésemos sacado 500 concejales en toda España, eran 500 concejales que desde el minuto uno están buscando facturas y están buscando donde trincar a los corruptos. Es más, desde que UPyD ha pegado el frenazo que ha pegado no están apareciendo nuevos casos. Nuestro caballo de batalla es la lucha contra la corrupción”.

A pesar del resultado y de que los votos no le auparan a la obtención de, al menos, una concejalía, Felipe Marín asegura quedarse con la empatía de la gente y de sus contrincantes. “Todas las formaciones políticas, excepto el PP, me han mostrado su simpatía por mi persona, por mis compañeros, por las ideas y han lamentado que yo no estuviera en el Ayuntamiento. Los primeros espadas de dichos partidos, votantes y gente de sus listas electorales me vieron en los debates, me vieron en los actos públicos y me mostraron su simpatía. Creo que tuve una valoración muy positiva de cara al gaditano, pero decidieron que era más útil otro partido. Al menos, pienso que no ha caído en saco roto todo lo que hemos dicho y hecho, todo el trabajo que hemos realizado. Todavía hay gente que me recuerda por la calle que qué lástima que mi candidatura no saliera. Pero… el juego democrático es así.”

100 DÍAS DE UPyD FUERA DEL AYUNTAMIENTO

Felipe Marín vive desde cerca todo lo que ocurre en el Ayuntamiento. Tanto, que su negocio se encuentra a apenas 150 metros de la puerta de la casa consistorial gaditana. Desde allí, ha visto como José María González ha pasado sus primeros días como alcalde de la ciudad. Desde allí, los ha pasado él. Es la hora de que nos cuente cómo los ha vivido.

¿Cómo ha visto los primeros días de gobierno de José María González? El coordinador local de UPyD ha mantenido un perfil bajo desde que José María González cogiese el bastón de mando. Sus apariciones en prensa han sido prácticamente inexistentes. Se ha dedicado plenamente al negocio de hostelería que regenta desde hace año y medio en el barrio de Santa María. Aun así, ha estado al día de la realidad de la política local. Su primera valoración de estos días la hace desde su condición de ciudadano: “La hago como uno más de todos los gaditanos que viven aquí. En un primer momento, cuando existe la posibilidad de que repita Teófila Martínez ya que tiene la mayoría simple, me posiciono a favor del pacto progresista. Es una idea personal, porque incluso hay gente de mi partido, por ese concepto de transversalidad que existe en nosotros, que prefería que fuera Teófila Martínez la que gobernara. Yo prefería lo bueno por conocer y quería sobre todo ver a este grupo de gaditanos cómo lo hacían”. Ese fue su primer pensamiento nada más conocerse los resultados, pero tres meses después “paso de esa ilusión a ver que realmente están muy verdes, que les sobran unas primeras semanas de soberbia, que tienen que pactar e ir de la mano del PSOE sí o sí. Para mi gusto, el primer teniente de alcalde debería haber sido Fran González, porque, a fin de cuentas, los socialistas son pieza clave, por lo que no entiendo porque Por Cádiz Sí Se Puede ha intentado ir solo con el grupo de Ganemos. Aun así, creo que a Por Cádiz Sí Se Puede hay que darle tiempo, darle incluso un par de años antes de hacer una medida tan drástica como una moción de censura, que creo que tarde o temprano se la harán”.

El desahucio de Benjumeda 35: “Es verdad que hay desahucios muy lastimosos y son contra los que hay que luchar, y hay otros casos en los que hay que ver las causas y conocer todos los datos. Por la información que tengo este desahucio no era de los que merecía tener una masa de personas defendiéndolo, puesto que viene de una costumbre de morosidad por parte de los inquilinos. Creo que la actuación de José María González iba con la inercia del fenómeno Podemos y se dejaron llevar. No midieron la frenada”.

¿Y Felipe? ¿Qué hubiera hecho?: “Creo que como ciudadano cada uno es muy libre de acudir a cualquier tipo de manifestación y en solidaridad plantarse delante de un portal de una persona que va a ser desahuciada. Entiendo que el alcalde ya no es un ciudadano normal, que es una autoridad, o incluso los concejales, y en ese caso hay que medir un poco las distancias. Una cosa es ser soldado raso y otra capitán general. El capitán general no tiene porqué estar en primera línea de fuego, tiene que organizar. En este caso, el alcalde y los concejales que participaron no supieron pensar que ellos hubieran sido más eficaces para parar el desahucio en las oficinas que en plena calle. Lo transformaron en algo muy mediático, en eso que se suele llamar populismo. Creo que jalaron de ahí y se dejaron ver.”

¿Lo hubieses hecho de forma diferente?: “Es que este caso es muy sangrante. No hay detrás una entidad bancaria mastodóntica que se aprovecha del pequeño ciudadano, sino una señora que tiene varios pisos y vive de esos alquileres, y estos señores llevaban ya no se cuantos años o meses sin pagar y eso ya le estaba suponiendo un perjuicio. Creo que, en este caso, hubiera aguantado el tirón y hubiera sopesado como enfocar este tema y no jalar de propuestas un tanto populistas, pero ellos son muy libres de hacer lo que quieran.”

¿Y eso de los asesores? Dime, ¿cómo sería la contratación de los mismos por parte de UPyD?: “Yo entiendo que hacen falta asesores. Me pongo en el pellejo de José María y entiendo que los necesite, el que diga lo contrario miente, porque, de hecho, los tienen los ministros, los tienen los presidentes, los concejales, porque hace falta gente que entienda. Ahora, otra cosa sería valorar cuánto hay de enchufismo, porque esto que voy a decir se ha visto mucho en otros partidos: yo meto de asesor con una nómina brutal a alguien que le debo un favor. Ese no tiene ni pajolera idea y ese, a su vez, tiene que contratar a otro asesor. Eso puede estar pasando de alguna manera en este equipo de gobierno. No conozco en profundidad los casos ni los nombres, pero los asesores hacen falta. Yo rompo una lanza por el desconocimiento o la inmadurez del gobierno. Hay que recordar que en 1978 habría miles de concejales en España que estarían a dos velas. Pasar de una dictadura a una democracia… ¿ahora cómo se gobierna? Pues ahora a estos nuevos políticos les hace falta gente que les ayude. Otra cosa es cuánto van a costar, quién se mete, si son por méritos, si son por enchufe.”

Pero, ¿UPyD cómo hubiese hecho el proceso de contratación?: “Te voy a dar un ejemplo: cuando el gobierno de la nación saca a concurso la designación del presidente de RTVE, todos los partidos proponen a uno del partido y UPyD es el único que saca esa plaza a concurso y se presentan miles de personas con sus méritos. Y la mejor propuesta después de una serie de entrevistas es la que propone UPyD. En resumen, si nosotros necesitáramos asesores tendríamos que jalar de gente que supiera de economía, de asuntos sociales, de deportes. Evidentemente, en el partido hay gente muy interesante y en igualdad de condiciones, obviamente, se escogería a gente del partido, pero meter por meter a cualquiera, eso no va con nosotros.”

¿Cómo se están gestionando los grandes proyectos en la ciudad?: “Quince días después de la investidura yo ya presenté un escrito. Teníamos intención de reunirnos con la nueva corporación municipal y hacerles entrega de las diez mejores propuestas para Cádiz que tenemos en nuestro programa (La petición fue atendida esta semana. Aunque Felipe hubiese querido transmitir de primera mano estas propuestas a José María González, la reunión se realizó con el jefe de gabinete del alcalde, José Vicente Barcia). Diez propuestas para Cádiz que son viables económicamente, que no son fantasiosas ni megalómanas y que a Cádiz le reportarían muchísimos beneficios. Esa es nuestra diferencia con el resto de partidos, que lo que hacen en este momento es únicamente poner palos en la rueda. Nosotros al revés, queremos que esas buenas ideas se queden en el Ayuntamiento y que hagan con ellas lo que crean conveniente, olvidarlas o darles forma. Entonces, si nosotros hubiéramos tenido la posibilidad de gobernar la ciudad hubiera sido una revolución porque hubiésemos puesto siempre por delante a Cádiz. Si me hubiesen dicho que no se puede hacer la ciudad del Carnaval en Valcárcel (como pretendían en su programa), aquí vamos a llevar la Universidad porque así lo preferimos, pues perfecto, si no se puede hacer ahí la ciudad del Carnaval pues buscaríamos llevarlo a otro edificio. Nuestro talante es ese, no puede haber problemas y si los hay, vamos a sentarnos. A mí me da igual quien inaugure el edificio, lo que me interesa es que se haga. En Tiempo Libre, por ejemplo, sí pensamos que debería de tener un uso hotelero porque fue un crimen que eso lo cerraran para especular en el 2006, y le ha salido el tiro por la culata a la Junta de Andalucía. De todas formas, veo voluntad por parte del nuevo alcalde, de poner las cosas en marcha. Por eso empatizamos, tanto ellos como nosotros coincidíamos en que Cádiz era lo prioritario independientemente de quien se llevara los méritos. Ellos ahora tienen la oportunidad de demostrar que esto es así. Ahora vamos a dejarle margen.”

Las remuneraciones. ¿Qué habría que hacer con ellas?: “A mí me gustaría que se ganara muchísimo menos, porque lo que se gana no refleja la realidad de la calle. No entiendo a un político que vive con un sueldo que no procede a lo que hay en la calle. No te digo que un alcalde gane 1.200 euros. De hecho, Podemos hablaba de tres veces el salario mínimo. Me parece estupenda la medida. El problema es que hay otras cosas: está la Diputación, las dietas, todo eso ¿qué pasa…? Nosotros donamos 3oo.ooo euros de sobresueldos a comedores sociales de Madrid, porque entendimos que había dinero del salario que era una demasía y que se se podía destinar a comedores sociales, y eso que no teníamos un duro para hacer la campaña, pero lo hicimos. El movimiento se demuestra andando. Hay que ser más comedidos y bajarse más a lo que es el nivel de Cádiz. No entiendo porqué hay tantos tenientes de alcalde, demasiados. En este caso Por Cádiz Sí Se Puede ha seguido la inercia del PP. No he visto tampoco que se haya bajado tanto el gasto en nómina, quizá me equivoco y dentro de unos meses sale que han rebajado muchísimo el gasto.”

¿Comedor o cheque para que coman los niños en verano?: “La primera metedura de pata de José María González fue esa. Entiendo que haya niños de Cádiz que la única comida caliente que hacen en el día es la del comedor, pues pongamos el comedor. No demos dinero. Esto parece el cheque-bebé de Zapatero que compró muchísimas pantallas planas en este país. A la gente que por su situación doméstica no tuviera dinero, se les habilitan los comedores con ludoteca, para que sea divertido, que los niños coman y se lleven los alimentos nutritivos en su cuerpo para su casa. Yo no sé el dinero que ha dado el Ayuntamiento dónde se lo van a gastar los padres. Nadie te asegura que ese niño se alimente con ese dinero. Yo hubiera apostado por el comedor para todo aquel que demostrase que no puede llevar una comida caliente a su hijo, que es lamentable que en España, en el primer mundo, ocurra esto. Creo que se quitaron el problema de encima. Todos contentos. Nadie protestó, porque de los que cogieron el dinero no he visto a nadie protestando.”

Alguna decisión habrá que tomar con las barbacoas… : “Soy un defensor a ultranza de las barbacoas del Trofeo; es más, creo que voy contra la opinión mayoritaria de mi partido. Creo que es una fiesta pagana surgida de la propia historia del Trofeo, que la hemos vivido desde la infancia con mucha riqueza personal y humana, muy divertida y que al final se convirtió gracias al Ayuntamiento de Teófila Martínez en un macrobotellón porque las medidas represoras de las barbacoas iban contra las familias. Mi opinión es que es una fiesta pagana que recupera el ambiente de comer en la calle, en la playa, con barbacoas dentro del civismo. Tenemos los casos de las noches de San Juan por todo el litoral español, donde se queman hogueras de muebles usados que los ecologistas están hartos de decir que tienen hidrocarburos con las pinturas de los muebles, que contaminan la arena, la atmósfera, que sube la marea y se lleva toda la porquería que luego comen los peces, aparte de los orines y todo lo que pasa con las borracheras, y yo no sé de ninguna población en España que diga que las hogueras de San Juan las van a prohibir. Esto parece una cosa de Cádiz, que parece que cuando una cosa es divertida molesta, como la noche gaditana, que se la han cargado. También sería el caso de La Velada de los Ángeles, que queríamos recuperar. La dejaron morir. Parece que molesta cualquier tipo de diversión y yo soy pro barbacoa bien entendida.”

¿Apostaría por una consulta?: “Por supuesto. En nuestro programa llevamos que se hagan consultas populares para temas de ciudad, como se hace en Suecia. Mi voto es barbacoa sí pero no así. Hay que castigar al cerdo e incentivar las barbacoas familiares. Solo hay que preguntarle a los carniceros cómo vendían antes cuando la barbacoa no era un macrobotellón. Había que pedir la carne con una semana de antelación.”

Si hubiera sido el alcalde, ¿qué se hubiese propuesto hacer en estos primeros 100 días?: “Buscar un consenso, incluso con el PP. La ciudad se hubiera merecido un gobierno en coalición, un pacto de ayuntamientos de los distintos partidos, porque la urgencia de la ciudad lo necesita. Habría que auditar el Ayuntamiento. Saber qué es lo que hay y lo que no, y antes de que prescriban los delitos, del 2010 para acá, jalar de cajones, ver dónde se ha empleado el dinero, y auditar facturas y contratos. La emergencia social, como dice el alcalde, es prioritaria, pero también lo es hacer de Cádiz una ciudad atractiva. Cádiz ya está perdiendo tiempo en ponerse en la Champions de ciudades turísticas, porque yo no puedo obligar que vengan barcos para reparar o que vengan cruceros, pero la ciudad tiene que estar impoluta y en punto de revista todos los días, y promocionarse en aquellos medios que nos den rédito. Eso de gastar veinte mil euros de Cortadura para dentro no vale nada. ¿Quiénes son nuestros principales turistas? ¿Los madrileños? Pues a Madrid, a saco con campañas de publicidad y la ciudad siempre presta al turismo que es un ingreso relativamente fácil de conseguir.”

¿Un propuesta en concreto?: “Me hubiese encantado hacer el Museo del Carnaval. Me duele mucho que carnavales con menor categoría, con todo el respeto, como el de Badajoz o el de Canarias tengan museo, o que la Junta de Andalucía haya financiado parte del Museo del Carnaval de Montevideo, o que Cádiz hable del Museo del Carnaval desde el 85 y que no seamos capaces de haber cogido ya un edificio, sin llenarlo de maniquíes, porque la gente se cree que en el Museo va a estar el disfraz de Paco Alba de Los Hombres del Mar oliendo a vino. No se trata de eso, sino de un centro de investigación y de conservación de estudio de la fiesta. Tenemos una fiesta genuina única en su género. Debe ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Esa propuesta la hicimos ya a la anterior corporación. Imagino el edificio de Valcárcel con su hotel, museo, auditorio, con esa explanada que ahora sirve de aparcamiento para cualquier tipo de evento los 365 días del año. Ello dinamizaría toda la zona de la Viña, atraería mucho público a Cádiz, daría mucha cancha a la gente de la fiesta, a los artesanos, a los autores, etc… Sería un atractivo turístico todo el año para un turismo nacional ávido de coplas. Me hubiera hecho mucha ilusión esta ciudad del carnaval.”

DE AHORA EN ADELANTE

Rosa Díez ha dado un paso atrás y se ha alejado del liderazgo del partido. Las primarias para elegir a su sucesor fueron una contienda entre dos vertientes. Una, que quería seguir optando por el camino por el que el partido había ido hasta ahora, la candidatura de Andrés Herzog, y otra, comandada por la periodista Irene Lozano, que pretendía reformas e, incluso, un acercamiento a otros partidos. Ganó Herzog.

Ahora bien, ¿Qué será del futuro de UPyD y de Felipe Marín después de estas municipales?: “Nos hemos conjurado a salvar el partido, convencer a los ciudadanos de que UPyD sigue siendo el mejor partido, que es el que hace falta a nuestra democracia. Ahora vamos a empezar un proceso de primarias para las elecciones generales. Tenemos más de 700 comicios internos. Seguimos con nuestro proceso de democracia interna.”

“Yo ya me presenté a la alcaldía muy forzado porque después de casi 20 años me quedé parado y tuve que reinventarme como autónomo emprendedor y mi vida ha cambiado radicalmente. Los compañeros quisieron que, pese a todo, me presentara. Salí elegido en primarias. Hemos trabajado mucho. Han trabajado mucho. Me han llevado en volandas en muchas ocasiones y una vez que hemos llegado a este punto yo he dado un paso atrás. Amalia García, que es responsable de organización, está comandando ahora mismo el Consejo Local en Cádiz, pues yo entiendo que mis limitaciones son latentes y ellos lo saben. Yo sigo en el partido como coordinador local y seguiré apoyando todo lo que haga el partido, pero es que mis limitaciones profesionales no son nuevas y ellos las conocen. No puedo ahora mismo encabezar ningún proyecto porque no tengo tiempo, pero desde luego tienen todo mi apoyo, y minuto que tenga libre minuto que estará destinado a UPyD.”

“En las últimas europeas sacamos en Cádiz casi cuatro mil y pico de votos, que eran dos concejales. Todavía no hemos muerto, pero nos está pasando, y si hay que morir será con las botas puestas. Pero nos quieren matar porque el ente político nacional no está dispuesto a tolerar un partido como UPyD.”

No se ha visto muy activo a UPyD en Cádiz después de las elecciones: “Han pasado los meses de verano que son muy poco hábiles para los partidos. Nos hemos tomado un descanso, hemos pasado por el lastimoso cierre de la sede, hemos perdido algunos afiliados, aunque estamos creciendo en simpatizantes y estamos recomponiéndonos. Es duro saber que ni siquiera nos miran como un partido para hacer oposición, pero es verdad que hay gente que se está desencantando de Ciudadanos y de Podemos y ya están diciendo que, al final, UPyD tenía razón. Vamos a intentar estar lo suficientemente vivos como para comenzar a reconstruir la casa. Si al final no sucede pues ya plantearemos si el partido debería de continuar o no. Esperemos sacar representación en las próximas nacionales con Andrés Herzog u otros compañeros, el que sea. Curiosamente, UPyD es el partido que más propuestas ha llevado al Congreso durante el gobierno de Rajoy con solo cinco diputados. Eso dice algo del trabajo que hemos hecho, pero claro, eso no vende, venden otro tipo de cosas.”

LA INTRAHISTORIA

La entrevista tiene lugar a las siete de la tarde. Quedamos en la cuesta de San Juan de Dios. Aún falta hora y media para que Felipe vuelva al trabajo. Escogemos el pequeño espacio que queda en el barrio del Pópulo conocido como el Castillo de la Villa para hacer la entrevista. A los cinco minutos, un hombre de mediana edad, con acento argentino, sale del pasillo de los artesanos y nos dice que va a cerrar, que no sabe por qué tiene que cerrar él la puerta, pero que la tiene que cerrar. Nos vamos fuera y nos sentamos en la cuesta de San Juan de Dios. Cuando acaba la entrevista bajamos a hacer la foto a la plaza de San Juan de Dios. Por el camino, vemos un coche de Por Cádiz Sí Se Puede (el asiento del copiloto tenía una funda con la marca) aparcado en la zona reservada a miembros de la corporación. Nos sorprende. Hasta que llegamos a la estatua de Moret, hablamos también del traspaso de afiliados de UPyD a Ciudadanos. A Felipe le dolió, pero cree que les ha venido bien para limpiar el partido. Hacemos la foto y Felipe emprende el camino de vuelta para abrir su taberna. El tiempo se nos ha echado encima. Ya son casi las ocho y media.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s