Top ten preliminar de comparsas


DIEGO PEREIRA @PereiraGlez // Se acabaron las preliminares del COAC. Para hacer balance en el apartado de comparsas he aquí una clasificación subjetiva e intransferible desde la décima a la primera posición según nuestro criterio. Esto es subjetivo, como la opinión de las cinco personas del jurado que deciden o la de los millones de aficionados a esto que se conoce como Carnaval.

10- Donde candela hubo

La vuelta del antiguo grupo de Los Majaras de El Puerto de Santa María despertaba inquietudes: ¿Vendrían solamente a pasar un buen rato o traerían una comparsa con la que competir, al menos, por las Semifinales?. Sin duda, estos majaras no han dudado a la hora de hacer una comparsa con la que hacer ambas cosas: disfrutar y competir. Llevan fuerza, nostalgia, atrevimiento, ganas, ilusión y sentido del humor. Ya lo demostraron con El Libi en los cuplés. El resto es una comparsa flamenca con amplias posibilidades de encender la candela de las semifinales.

9- Los borregos

Superar el cajonazo que protagonizaron el año pasado con Los gallitos era una labor ardua para Los borregos, la última piedra de una trilogía que abarca también a Las Cigarras. Si están en el noveno puesto significa lo que significa, que, a pesar de volver a traer una comparsa mordaz y apetecible, García Argüez y Nene Cheza no han conseguido dar con la tecla del éxito incuestionable del anterior concurso. Este año le tocará volver a pelear por las semifinales. Si vuelve el giro en los pasodobles, la gracia en los cuplés y un tenor más escuchable no tendrán ningún problema en llegar a ellas. Les toca concursar sin la presión de verse finalistas.

8- OBDC El show de Pinocchio!

La saga OBDC ha vuelto a generar el consenso del aficionado. La comparsa de Germán García regresa con letras cargadas de crítica que impactan directamente con una juventud cansada de la situación actual. En este caso, el ataque frontal se centra en la televisión y su capacidad para centrifugarnos. Se puede estar más o menos de acuerdo con las razones de esta comparsa. La base del desacuerdo está en que las teorías de la comparsa son desmesuradas y, de vez en cuando, un tanto desinformadas. Pero entre esto y que nos cuenten un paseo por la Alameda… Es hora de que entren en semifinales por primera vez en su historia. De todas formas, no lo hará Germán con su mejor comparsa. OBDC Animals! aún detenta ese honor. Es hora de olvidar aquel crimen.

7- Qué penita de comparsa

Cuando se innova con sencillez y creatividad suelen aparecer cosas como la comparsa de Iván Romero Castellón. La gran sorpresa de estas preliminares ha sido esa fusión entre cuarteto y comparsa tan genuina que aprovechan para hacer balance y dar un pellizco mordaz a las nuevas formas de hacer comparsa. Desde ese punto casi todo el repertorio está tratado de forma inteligente. Quizá le falte originalidad musical para estar un paso más arriba y un grupo que se crea mucho más que lo que llevan puede estirarse hasta Semifinales.

6- El reino de don Carnal

La representación de don Carnal que traen Pepito Martínez y Pepe Marchena ha resultado ser una comparsa bien conjuntada. Casi se podría decir redonda si no fuera por dos aspectos clave: el disfraz es recargado y resulta desagradable; el otro asunto es que la comparsa viaja en una montaña rusa que tiene dosis de aburrimiento. A Pepito Martínez le ocurre exactamente lo mismo que a Juan Carlos Aragón: ha compuesto músicas tan excepcionales que todos los años se espera una música aún más excepcional. No es que la música de este año no sea buena. Es magnífica, pero no es espectacular. Es verdad que las letras de Pepe Marchena han dado un salto de calidad respecto a Áfrika y eso hará que entretenga el concurso hasta el penúltimo pase. Más allá no sería imposible, pero sí improbable.

5- La construcción

Al que Los cuenterete no acabó de convencerles, la nueva aportación de José Luis Bustelo al mundo carnavalesco quiere quitarles ese pequeño disgusto con una comparsa bien anclada musicalmente como es La construcción. Aún lejos de sus mejores comparsas, lejos de composiciones históricas como el pasodoble de Los acuarelas y aun lejos de su nutrida inspiración, se podría decir que con esta comparsa Bustelo vuelve al concurso. Entendido esto como buscar un puesto en la final. Hay quien critique la plana composición de sus letras; quizá no se han parado a pensar que una comparsa tiene que ir al tipo y la comparsa de Bustelo tiene que decir lo que tendrían que decir aquellos trabajadores de la construcción del Gran Teatro Falla, con sus licencias en los repertorios cambiantes, por supuesto, pero no se le puede achacar que diga poco en las partes fijas. Dice lo que diría la figura que representan y no hay en Carnaval nada más importante (si esto no es así no suele ser carnaval, hablaríamos de otra cosa). Pero para llegar al paraíso en solo cuatro pisos a esta comparsa le falta un pasodoble menos disperso, un grupo más tranquilo y eso a lo que llaman pellizco (eso que te engancha y hace querer volver a escuchar una copla en bucle).

4- Lobos

Después de la extraña composición que supuso La Comparsa perfecta, Juan Fernández vuelve a poner en el concurso una comparsa reconocible y con un aura propia. Compuesta de un sello gaditano inconfundible y apropiada del sello aflamencado de Antonio Martín (escuchen el pasodoble) Juan Fernández ha traído su comparsa más localista; al menos, en lo que a sonoridad se refiere, sobre todo por la aportación del cantaor flamenco Ezequiel Benítez. Ya nadie discute que Juan Fernández trae siempre una comparsa para Semifinales, queda ver si para el Jurado podría entrar también en la Final. Por delante hay tres pesos pesados. Puede que Juan maldiga este año las finales de tres. Aún así, estará en la lucha, en la pomada, en cómo se llame, pero estará. La comparsa está trabajada y tiene jugo para hacer temblar al resto de agrupaciones.

3- Los millonarios

Juan Carlos Aragón carga con un ladrillo enorme a sus espaldas. Sus comienzos en el mundo de la comparsa con composiciones que han hecho historia como Los ángeles caídos, hicieron pensar que sería el próximo rey de la modalidad después de la retirada de Antonio Martínez Ares y el alejamiento de Antonio Martín. Pero el profesor de Filosofía ha pecado de probar suerte con comparsas que dejaron un gusto amargo en el paladar de los aficionados. Pero ese amargor no es algo que se rehuya; al revés, es un amargor atrayente, pero al no estar a la altura de sus comparsas míticas, se vuelve en su contra. La comparsa suena atronadoramente bien (la que mejor ha sonado en esta fase preliminar), tiene partes míticas como la cuarteta a la calle, pero se enrosca en volver a repetir ideas que ya han sonado en Las Noches de Bohemia o Los parias. Aún así, la distancia con las dos comparsas que le preceden es tan fina que un par de letras de las que únicamente Juan Carlos Aragón sabe conjugar les puede llevar a la cima en cualquier momento.

2- Los gadiritas

Sin duda, Tino Tovar ha traído el tipo más original. El primer habitante de Cádiz impactó desde el primer momento recordando los mejores años de este autor (Los del año Catapúm, Las estaciones o El espíritu de Cai). La presentación es una joya necesaria en un concurso poco dado en los últimos años a piezas sublimes. Un “cómo ha sonado eso” de la persona que estaba a mi lado escuchándola decía todo lo que había que decir en ese momento. Pero, al igual que el Ibex 35 en jornada de recesión, Los gadiritas dejaron pronto ver sus propias lagunas. La música del pasodoble resulta plana y la forma de realizar la letra de segundo pasodoble peca de haber sido tratada ya por demasiados autores; y en el caso de Tino siempre ha destacado esa forma tan propia de conjugar la lírica con la crítica de una manera muy personal. Sin un estilo propio pero sí con una identidad definida. El popurrí mejora los pasodobles. Los mejora y diluye la veracidad de que la música de los pasodobles volverá en próximas fases, lo que contrarresta con la explosividad de la presentación y el popurrí. Aún así, estará en la lucha. La final no tiene visos de esfumarse de estos fenicios. Tino siempre acierta con la letra de los pasodobles en siguientes pases. Sin infravalorar a las demás comparsas, esta fase hace pensar que, a expensas de la incertidumbre propia del Concurso, dos amigos que empezaron juntos en esto del carnaval se disputarán el deseado primer premio.

1- Los imprescindibles

En lo alto de esta clasificación preliminar se alza la esperada comparsa de Jesús Bienvenido. El maestro de música tiene la virtud de concursar con una regularidad pasmosa. Los imprescindibles, como se encarga de resaltar en la presentación están siempre ahí, y Jesús ha estado siempre ahí, en la final, exceptuando Los del piso de abajo, que no hubiesen desentonado ni la mota de polvo de un papelillo en esa última noche. Puede que ésta no sea su mejor comparsa (quizá por haber querido forzar el tema de la comparsa con el ambiente electoral que 2015 presenta), pero, a pesar de ello, es una comparsa trabajadísima, con dosis puntuales de originalidad y un grupo que siempre cumple por más que algunos aficionados sigan recordando a los excomponentes que estuvieron en Los Santos y llevaron a este autor a un primer premio indiscutible: Dani Obregón, Arturo y Perico Campos. Por la sencillez y el esfuerzo de alcanzarla Jesús Bienvenido ha conseguido superar a sus rivales este año. Lleva partes fijas aceptables, que crecerán en el oído del aficionado cuanto más se escuche, y los pasodobles desprenden carnaval a raudales. Con todo esto, no parece que hayan malos augurios que hagan que la Gran Final prescinda de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s