Ojos que no ven, balón que se siente


perfilmarcoMARCO BEATO  @MarcoBT91 /// La luz apagada. Un negro intenso cubre la escena diaria de los atípicos héroes de esta liga de fútbol sala. Su llegada a la pista no se produce en coches lujosos, ni con auriculares gigantes a las orejas en busca de concentración. Sólo la ilusión y un bastón guía  les acompaña antes de entrar en los vestuarios, son ciegos.

Cádiz, para sorpresa de muchos, cuenta con equipo en la Liga Nacional de fútbol sala para ciegos totales en  la categoría B1. Ahora todo está mucho mejor organizado en cuanto a competiciones, pero el conjunto gaditano fue pionero allá por 1986, cuando el balón sonoro comenzaba a rodar en España. Los títulos quedan lejanos, nadie los data con exactitud, pero destacan la primera Copa ONCE celebrada, junto a varios Campeonatos de España.

La liga regular toca a su fin. La visita del Granada cierra un año donde los jugadores locales lo intentaron todo para tratar de mejorar el séptimo puesto final. Penúltimos solo por encima de Sevilla, con una victoria, dos empates y diez derrotas. Fueron 6 goles a favor y 37 en contra. Faltó un poco de pólvora arriba, “solo tenemos defensas, nos faltan delanteros”  así lo recalca el técnico Manuel Ben, quién dirige al equipo desde su fundación.

IMG_1688

La formación gaditana cuenta con la media de edad más alta del campeonato, son veteranos y saben competir, sin embargo es imposible hacer nada contra equipos más jóvenes como Madrid o Málaga que casi, se salen de la clasificación. La regeneración no está asegurada en los próximos años,  cuenta de nuevo el míster mientras sus pupilos comienzan a salir de vestuarios enfundados en una equipación completamente roja. “En Cádiz no hay chavales ciegos. Hay varios en la provincia, Barbate o Sanlúcar, pero les resulta muy complicado venir hasta aquí dos veces por semana para entrenar”

El patio del Instituto de Educación Permanente, en el barrio de Puntales, es el pequeño reducto del deporte adaptado en la ciudad. A la vista, la cancha parece una más. Un cemento duro y rasposo, de caída desagradable, dos porterías, cuatro filas de gradas supletorias y banquillos humildes. Sin embargo, dos detalles destapan la diferencia; primero, las dos vallas metálicas hasta la cintura que recorren sendas bandas. A ellas se aferra el juego en bastantes ocasiones, orientan sobre la posición en el campo a los jugadores, además de protegerlos de obstáculos exteriores al campo. La segunda, un pequeño rectángulo dibujado sobre el área de portería del fútbol sala común. Es el espacio destinado a los porteros, únicos jugadores videntes. Reducir la movilidad al cancerbero es la medida para igualar un poco las fuerzas con los demás jugadores.

IMG_1693

 

La hora del partido se acerca, una vez más saltan a calentar solo cinco jugadores, sin recambios ante posibles lesiones. Suele ser lo habitual. Joaquín, Rafael Ruíz, Francisco Rodríguez “El Canario”, Juanan García y Fali son el quinteto tipo. Alguno apura al máximo el último cigarrillo antes del primer contacto con el esférico. Hay un ambiente despreocupado, entre bromas y piques bienintencionados comienzan los estiramientos. Joaquín es el portero,  camina hacia los palos distanciándose del resto. Su calentamiento es más duro, recibe lanzamientos a corta distancia con el gran protagonista de cada jornada, el balón. La apariencia engaña, el sonido amable de las 28 cápsulas sonoras incorporadas en su interior recuerda a los cascabeles de algún juguete infantil. Su peso asombra al toque entre los pies, supera el medio kilo. Las precauciones han de ser máximas, se debe buscar un buen bloqueo del esférico pues las roturas de dedos son frecuentes. El papel del meta es imprescindible en el buen funcionamiento de todo el bloque, las labores no se reducen a atajar las oportunidades rivales también se encargan de dar las direcciones a sus defensas.

IMG_1609

La intensidad aumenta, los jugadores bordean su media parte del campo con más velocidad, la mayoría portan al cuello máscaras protectoras bastante complejas. Buscan seguridad ante posibles caídas. Desde fuera se llegan a observar agobiantes a la hora de poder respirar con facilidad. Los árbitros anuncian el final de los preámbulos, ambas escuadras se agrupan en torno a los banquillos para conocer las últimas indicaciones.

Detrás de las porterías se posicionan los guías, encargados de orientar a los delanteros de cara al gol. Es necesario destacar una regla importante, el rectángulo de juego se divide en tres tercios. Dos de ellos más pequeños van desde las líneas de fondo hasta los 12 metros del campo, allí solo pueden dirigir porteros y guías en un batiburrillo de órdenes mezcladas, la agudeza auditiva del jugador debe estar entrenada para no obedecer al rival. El tercio más amplio que queda en mitad de los otros se denomina área de entrenador y es el técnico quién estructura el plan de actuación para la zona. Antes del inicio Manuel, se acerca a cada uno de sus jugadores para ponerles parches en los ojos, otras de las reglas curiosas a cumplir.

Cádiz dibuja en el campo un 2-2, en defensa Rafael y “El Canario”, delante Juanan y Fali para tratar de llevar el peligro al área rival. Granada sale de inicio con Mikel en puerta, acompañado de Paco, Carlos, Alberto y Emilio. El cronómetro empieza a correr, son dos cuartos de 25 minutos, pronto una sensación de admiración inunda estas líneas. ¿Cómo lo pueden hacer tan fácil? Hay que ver un partido de este tipo e imaginarnos a nosotros con la máscara puesta tratando de no acabar dentro de la red a modo de balón. Los locales salen fuertes Juanan y Fali rozan con peligro las inmediaciones del área en varias jugadas donde los disparos terminan por salir muy desviados. El truco es no adelantarse demasiado el balón de las piernas, mantenerlo controlado el mayor tiempo posible antes del tiro.

IMG_1653

Van duro, se lucha cada balón, no se trata de un pase de modelos, sin embargo la caballerosidad y la seguridad imperan en todo momento, se debe oír la voz de quién va a robar la pelota cuando el árbitro lo exija. El grito de ¡voy!, es otra de las bandas sonoras del encuentro. En un saque de esquina, el granadino Carlos es el primero en caer. Intenta probarse pero no puede seguir, su equipo no tiene repuestos y deberán de continuar con tres jugadores de campo durante el tiempo restante. A pesar del percance, los de rojo pierden fuelle al tiempo que Granada se crece ante la adversidad. Un jugador destaca por encima del resto, es el más pequeño de todos. Emilio con el dorsal 8 a la espalda sorprende con una pasmosa habilidad en ambas piernas. Sus giros resultan más rápidos que los del resto. Avisando de su capacidad, sería él quién marcaría el único gol del encuentro a los diez minutos, desde la banda derecha con un chut cruzado, directo a la escuadra izquierda de Joaquín. La cara de asombro es notoria ante tal golazo, el árbitro lo observa y comenta de tu a tu , “vaya golazo ha marcado. Yo he visto aquí a jugadores internacionales coger el balón en medio campo, irse de todo el equipo y marcar”.

El descanso se apresura apoderándose de los nervios de Cádiz. Las diagonales de defensa hacia ataque no terminan en lanzamientos. El equipo granadino se encuentra cómodo, provoca varios saques de esquina que encierran a los locales. Rafa Ruiz ha protegido con bastante acierto el área, parece el más entero entre los gaditanos. El calor del mediodía ha desgastado mucho a los atacantes. La dupla de Fali y Juanan apenas se vuelven a acercar con peligro. “Canario” mientras tanto aún no ha mostrado su talento, anda desconectado sin tocar mucho el balón pero debe aparecer cuanto antes para sorprender al conjunto rival que apenas ha sufrido con la inferioridad numérica.

IMG_1663

La segunda parte comienza con una idea clara, lanzar a puerta, “Sino tiramos entre los tres palos no hacemos nada” les dice Ben en el vestuario. Así, sus muchachos obedecen y por dos ocasiones Fali jugando de espaldas a la defensa contraria está a punto de sorprender con los disparos más peligrosos hasta el momento. Juanan pone entrega, no da por perdido un balón y con otro lanzamiento estuvo cerca de colocar el 1 a 1. Desde el banquillo de Granada se aferran en proteger la mínima ventaja, ordenan mantenerse replegados para salir rápido aprovechando la velocidad de Emilio.  Isaac, el técnico visitante les indica con un lenguaje cifrado para desconcierto contrario. “¡Alhambra!” se oye, le preguntamos y nos cuenta “Alhambra, por ejemplo significa de frente hacia portería”.

El partido llega a su fin con el 0-1 inamovible, Granada logra el pase al Campeonato de España que se celebrará en Sevilla del 27 de Junio al 1 de Julio. Junto a Madrid, Málaga, Alicante, Tarragona y Murcia optan a convertirse en los vencedores. Cádiz seguirá soñando con volverlo a intentar otro año. A pesar de la derrota la sonrisa no desaparece de sus rostros, como dice el famoso cántico futbolero “el resultado nos da igual…” y aquí ocurre un poco igual. Tras acabar, la “cervecita” del tercer tiempo es obligatoria, más siendo la última hasta dentro de meses.

IMG_1776

Antes de marchar, Fali resume con una frase su percepción de este deporte. “El fútbol ciego es libertad. Este deporte nos proporciona la oportunidad de hacer el deporte que por nuestras condiciones no podemos disfrutar en todos los lugares que quisiéramos”.

IMG_1633

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s