“Hoy aún existe mucha deslealtad hacia el ciudadano por parte de la clase política”


perfilmarcoMARCO BEATO @MarcoBT91 /// Felipe Marín Mariscal (23 de marzo de 1972), hostelero a la fuerza, técnico de mantenimiento químico con recorrido, se presenta como un ciudadano de a pie más dispuesto a romper con la figura denostada del político actual. Nuevo Coordinador Local de UPyD en Cádiz desde febrero, acude a la cita en un banco de la plaza Asdrúbal con una idea predominante, la necesidad de acabar con el bipartidismo con un modelo de actuación centrado en medidas para y con los gaditanos como protagonistas.

 

Tras 19 años como trabajador dentro del sector de la industria química finaliza esa etapa, ahora logra reinventarse montando una taberna para seguir adelante. ¿Cómo se lleva a cabo ese cambio tan drástico?

Pues echando muchos reaños a la vida. Uno no se puede imaginar cómo vienen dadas las circunstancias profesionales, nunca esperas que todo cambie tanto de la noche a la mañana. Es cierto, es que por mi experiencia profesional podía haber emigrado al polo químico de Huelva, por ejemplo, donde hay muchas empresas dedicadas a esta actividad. Afortunadamente, aún me podía permitir seguir en Cádiz para lograr probar fortuna.

Dentro de la dificultad que presenta abrir hoy un negocio, la hostelería es de los sectores que mejor sobreviven, así que opté por una taberna en la zona de San Juan de Dios (La Taberna “El Andalú de Cadi”) destinada a un público donde se mezclan el turista y la persona de la zona. La idea era intentar sobrevivir en un sector que ya conocía de mis tiempos mozos, volvía un poco a mis orígenes laborales, de joven repartí pizzas y fui camarero antes de entrar en la empresa que me ocupó durante 20 años.

IMG_1450

Usted se ha definido en otras ocasiones como hijo y nieto de obrero. ¿Piensa que su partido refleja bien a esa clase obrera o que a veces peca de no definirse bien dentro del espectro ideológico entre la izquierda o la derecha?

Ese espectro ideológico es el que tratan de imponer PP y PSOE. Las izquierdas y las derechas están ya anticuadas, es un concepto que nace durante la Revolución Francesa en el siglo XVIII y en Europa es una idea casi superada. Nosotros en UPyD nos definimos transversales, en el sentido de según qué cuestiones se debe ser más progresista o más conservador.

La definición entre izquierda o derecha sólo busca la división de las personas. Los españoles somos muy “guerracivilistas”, somos muy de Barça o  Madrid, blanco o negro, PSOE o PP, entonces a estos dos partidos les interesa esa actitud. UPyD como su propio nombre indica es progresista. Si se quiere traducir al lenguaje ideológico se podría decir centro-izquierda, pero huimos de esa calificación.

¿Unas buenas sanidad o educación, que son de izquierdas o derechas? No, son una buena sanidad o educación. Así queremos huir de clichés que nos encasillen. Es como muchas veces le digo yo a mis conocidos, sabéis como soy, si estoy en UPyD evidentemente no es porque sea un partido de derechas.

Dentro del nuevo Consejo Local de UPyD Cádiz sus miembros cuentan con un importante recorrido en movimientos vecinales, estudiantiles o sindicales. Pero últimamente en política se abren paso, aprovechando cierta fama, personas sin  ninguna experiencia previa en temas cercanos al ciudadano, como por ejemplo Inmaculada Michinina aquí en Cádiz. ¿Cree que para defender los intereses de la sociedad se requiere de un trabajo diario con esos ciudadanos?

Para mí el que en una persona decida participar activamente en la vida civil, ya sea en política o en asociacionismo es de aplauso. De hecho Cádiz adolece precisamente de la pasividad de sus ciudadanos a la hora de tomar cartas en sus asuntos.

Normalmente cuando queda un año para las elecciones afloran muchos partidos efímeros, formaciones independientes, también resurgen partidos aletargados que durante tres años no han dado señales de vida y que un año antes de las elecciones quieren demostrar su valía.

El mérito de UPyD es que desde su aparición en la ciudad en 2008 ha tenido el trabajo ha sido su mayor bandera. Afrontamos las elecciones de 2011 en las que nos quedamos a 800 votos de entrar en el Ayuntamiento. A pesar de la ausencia de representación, no hemos desistido y llevamos tres años haciendo lo que la política de esta ciudad nos exige; pactar con la sociedad, conversar con las asociaciones, fomentar debates y tertulias o denunciar la actualidad de la ciudad. Además hemos llevado a cabo propuestas con registro de entrada en el consistorio para que la propia institución las hiciera suyas.

Pase lo que pase en 2015, logremos o no representante, vamos a reincidir en el trabajo ya que esta idea va implícita en la identidad de nuestro colectivo. Abogamos por el activismo político bien entendido. Estos nuevos colectivos están en su derecho de participar, aunque el ciudadano debería plantearse si realmente muestran un proyecto con recorrido.

Su camino en UPyD se inició sorprendentemente en el ambigú del Teatro Falla en un descanso de la Final del COAC 2008. ¿Desde aquel día, qué valoración haría de su trayectoria?

Aquella final del Falla fue anecdótica porque parece que dos cuestiones tan importantes para mí, como el carnaval y la política, se pusieron de acuerdo para terminar donde estamos hoy.

Desde el 2008, he conocido a muchas personas que han valido la pena. También te encuentras a gente interesada en ganar un puesto aprovechando la inercia favorable de la formación,  aunque afortunadamente en UPyD trabajamos con un filtro muy sencillo, el trabajo dentro de la propia organización. Toda persona interesada en participar es bienvenida. Se puede unir mediante afiliación o simplemente como simpatizante. Pero dentro, la participación es la esencia, tu nivel de actividad marca el crecimiento dentro de la estructura. Si la persona involucrada se ve capacitada para ofrecer su proyecto personal al resto de compañeros, estos pueden decidir si apoyarlo o no. Las primarias son el maná de este partido. Es un mecanismo que difiere  por completo con el resto de partidos, aquí no te valen títulos, ni familias o apellidos, no puedes mover hilos porque no se dan. Si no trabajas es imposible “colocarse” en un buen puesto.

Un ejemplo claro de esto es el nuevo Consejo Local de Cádiz que encabezo. Todos nosotros tenemos una trayectoria en las bases del partido de al menos tres años en los cuales hemos demostrado nuestra creencia en el proyecto, en la ciudad y en definitiva en cambiar el modelo político de este país. No hay cabida para fichajes mediáticos, en UPyD.

En el anterior Consejo usted ejerció como responsable de Política Local ¿De qué modo afrontaba los problemas con los cuales los ciudadanos acudían en busca de soluciones?

Es esencial la idea de equipo, aquí no trabajamos individualmente. La gente suele llegar hasta nosotros a través de dos vías. De un lado, está el método de internet y las redes sociales. El otro mucho más sencillo consiste en el boca a boca, la gente nos va conociendo, nos paran por la calle y exponen sus problemas, narran esa falta de apoyo institucional. Ante esta primer contacto, nosotros nos informamos, mantenemos reuniones con ellos y hacemos de altavoz. Hay muchos casos en los que a raíz de una de nuestras denuncias en prensa, el Ayuntamiento se hizo eco de la situación y tomó medidas.

En UPyD no vivimos al margen de los problemas que afectan a la sociedad. Somos ciudadanos que también afrontan esas dificultades, sabemos empatizar con esas personas, es fácil llegar hasta nosotros. No vivimos en una urna, ni ignoramos el precio de un café o del bonobus.

¿Qué resumen hace del período de Manuel Pérez Fabra como Coordinador Local de UPyD Cádiz?

Es una persona que contando con un importante bagaje político en la ciudad, había sido concejal con otra formación en los años 90, ha liderado el proyecto de UPyD Cádiz desde su nacimiento en 2008. Él ha sido quien ha dirigido esa transición entre el comienzo y la madurez política de la formación en nuestro municipio. Cumplió su mandato decidió no formar parte de ninguna de las dos nuevas candidaturas y ahora participa como un militante de base más.

¿Qué puede sumar el nuevo Consejo al legado del anterior mandato, que objetivos se buscan?

No lo llamaría legado porque tratamos de huir de personalismos. De nuevo prima la idea de conjunto. Todos los miembros del nuevo consejo formábamos parte del equipo que lideraba Manuel Pérez, así que ya nos conocemos. Los objetivos primordiales son; por un lado organizar los grupos de trabajo que estructuran la actividad de nuestros miembros. Después nos gustaría continuar logrando la implantación del partido en la ciudad, dándonos a conocer como algo más que el partido de Rosa Díez. Vamos a seguir redundando en la ciudad y en lo que ocurra en el Ayuntamiento. La recompensa sería entrar en el consistorio para poder hacer la oposición no desde fuera, sino desde dentro.

¿Cómo se organizan los equipos de trabajo en UPyD Cádiz?

Nosotros tomamos el guión que establece el Ayuntamiento, según sus áreas y concejalías. Una vez conocemos su mecanismo, englobamos a nuestros miembros en cinco grupos, de tal manera que entre dos-cuatro personas se encarguen de esa parcela. A veces esos grupos se dividen en subgrupos para un mejor desarrollo de las funciones. El hecho de tener asignado un grupo implica centrar más atención a ese ámbito pero en ningún caso te obliga a no poder colaborar en otro por el que sientas inquietudes, no son compartimentos fijos. No tiene sentido hacer caso a una sola área.

También hay que destacar que funcionamos de manera totalmente filantrópica, no vivimos de esto. Hay ocasiones en las que una persona solo puede trabajar una hora, al día siguiente te ofrece un trabajo de diez horas y pasado no puede ayudarte. Repito  la idea de que somos ciudadanos comunes, aparte de esto tenemos familia y trabajo.

IMG_1423

 

CÁDIZ

El mal endémico de Cádiz desde tiempos inmemoriales es el desempleo. Teniendo esto asumido le propongo estas preguntas.

La falta de oportunidades en la ciudad y su provincia hacen que la que dicen es la juventud más preparada de la historia de este país, se tenga que marchar en busca de oportunidades ¿Hay algún modo de dar la vuelta a esta situación? ¿Qué proyecto dibuja UPyD para la juventud de Cádiz?

Evidentemente uno de los principales problemas que tenemos es el paro. Cádiz lleva 40 años en crisis, por desgracia desde los años 70 no logramos levantar cabeza. Somos una ciudad con muchas limitaciones, sobre todo geográficas, donde tratamos de sobrevivir en la búsqueda de una solución al desempleo. El “chapú”, buscarse la vida con chapuzas y cuatro tareas más hacia la economía sumergida, cobra un gran protagonismo ante esa ausencia de empleo real.

Por supuesto, todo esto hace que la ciudad esté experimentando una fuga de cerebros brutal de miles de jóvenes gaditanos con mucha preparación. Se marchan porque su ciudad o la propia Bahía no ofrecen expectativas a su futuro. Eso desencadena en el empobrecimiento técnico y productivo del trabajo y la mano de obra de la zona.

Lo que propone UPyD para tratar de evitar este percance es el ahorro, mirar al euro con mimo. El Ayuntamiento actual peca por su excesivo despilfarro. Es imposible subvencionar nuevos proyectos para modificar la situación cuando una de las principales inversiones del gobierno local es la publicidad en auto-bombo, ahí se está tirando dinero a mansalva.

Dentro de todo lo negativo, la crisis actual está valiendo para que la gente se reinvente, no paran de surgir emprendedores. Son ejemplos que te hacen ver que el camino adecuado para acabar con el desempleo viene marcado por la fórmula de las I+D+i (Investigación, Desarrollo e innovación) más el uso del dinero público bien empleado.

En Cádiz las opciones se deben centrar en generar riquezas a través del sector servicios y por supuesto vertebrar su actividad bajo la basa del turismo, algo que ahora mismo no se produce. Este gobierno, como el mal estudiante busca el cinco pelado bajo la ley del mínimo esfuerzo.

Otro de los grupos poblacionales más afectados por el cierre o ERE´s de empresas, son esos trabajadores de entre 40 y 50 años que quedan en un complejo vacío de inactividad. Excesivamente mayores para un mercado tan exigente se encuentran sin salida definida.

¿Cómo reinsertar a esos trabajadores superando la falta de acuerdo entre los diferentes niveles institucionales?

A ese nivel, la responsabilidad del problema no es tanta del gobierno local. No está en su mano la creación de tal cantidad de empleos. Lo que sí deberían hacer los diferentes poderes; local, autonómico y nacional, es trabajar codo con codo, algo que hoy no ocurre. Un ejemplo, a nivel estatal UPyD presentó en el Congreso, una iniciativa para que la Armada Española fuese reparada en los Astilleros de la Bahía por valor de 35 millones de euros. En horas de trabajo hubiese supuesto un elevado impulso para los colectivos del metal tan castigados en estos últimos meses, pues bien dicha propuesta fue tumbada gratuitamente por PP, PSOE e IU. Se manifiesta así que la salida favorable para el ciudadano es que todas las administraciones enfoquen su trabajo hacia la sociedad.

Nosotros insistimos a la población, los políticos trabajan para nosotros, les pagamos para que se muevan en nuestro beneficio. En este caso concreto de esa bolsa de trabajadores entre 40 y 50 años, donde la reinvención se dibuja tan compleja, vuelve a ser crucial el buen uso del dinero. Su destino exclusivo a planes de formación no es el remedio definitivo. Se debe prestar atención también a los valores y las capacidades de estos profesionales, su experiencia podría reincidir en la juventud, actuando de enlaces ante las nuevas generaciones.

De todas maneras esto que planteamos no es sencillo. No hay que hacer un brindis al sol. Con UPyD en el poder no se va a acabar el paro, se necesita trabajo entre todos, remar hacia una misma dirección como en la tan añorada transición. Hoy aún existe mucha deslealtad hacia el ciudadano por parte de la clase política. El cambio en el sistema electoral redundaría a favor del ciudadano. Con elecciones nominales o de listas abiertas, el ciudadano podría premiar al político que trabajase bien, fuera del partido que fuese. El político por su parte buscaría contentar al ciudadano para recibir su voto.

 Mencionaba antes que en Cádiz el turismo debería posicionarse como epicentro de la actividad económica y comercial para generar riquezas. ¿De qué manera se lograría potenciar está actividad en la ciudad, evitando de alguna manera la marcha de muchos de los turistas que llegan a nuestro puerto hacia otros lugares de la geografía andaluza?

Lo primero sería mostrar cariño hacia esta ciudad, algo de lo que adolece este Ayuntamiento. Los mandatarios tienen que hacer ver que las cosas funcionan, para ello se aferran a los datos de los miles de cruceristas que es cierto que llegan al cabo del año. Sin embargo, por lo visto hablan poco con los comerciantes. Estos te confirman que las ventas de los turistas que se quedan se reducen a la compra de un café, una botella de agua y un imán para el frigorífico.

El fallo de la marcha de esos potenciales turistas a otros lugares viene desde el momento en que dentro del propio barco los tour-operadores no venden a Cádiz como un lugar atractivo, se van a otras localidades a disfrutar de saraos flamencos o a degustar catas de vinos junto a tapas características de la zona. ¿Tan difícil resulta entender que hay que hacer eso? En Cádiz podemos ofrecer todo eso. Estamos actuando como puerto de entrada a otras ciudades que lo están haciendo muy bien, pero debemos entender que actuando meramente como parking para barcos no vamos a extraer beneficios. Es un potencial económico que estamos perdiendo porque no existe un trabajo previo. No se está vendiendo a Cádiz como es debido para que llame la atención a ese turista que desembarca. Dígale que llega a una ciudad con 3000 años de historia, con esta Catedral, sarcófagos fenicios, donde podrá visitar tal lugar… No es tan complicado.

También desaprovechamos recursos históricos olvidados, como Las Cuevas de Maríamoco, cuyo reutilización incluiremos en el programa electoral. Kilómetros de galerías subterráneas en las cuales empresas del sector estarían encantadas de trabajar. Son proyectos que nos pondrían de bruces en el interés turístico, pero a los que lamentablemente no saben sacar provecho.

Muchos proyectos programados para la ciudad se han visto paralizados, desechados o aún están sin empezar, por la falta de entendimiento entre administraciones gobernadas por PP y PSOE. Ejemplos como el Puente de la Constitución, el Museo del Carnaval, la Ciudad de la Justicia, el Nuevo Hospital Puerta del Mar, etc. ¿Qué opinión le merecen todos estos casos?

Otros casos son el Teatro Pemán, el espacio en San Luís. En gran medida la culpa la tienen los gaditanos. Cádiz es una ciudad que va a cámara lenta. Los gobernantes de uno y otro lado se tiran los tratos a la cabeza, no encuentran solución a los problemas de la ciudadanía. Sin embargo lo preocupante es ese 50% de los gaditanos que  luego no vota. El no votar te quita autoridad moral a la hora de mostrar tu disconformidad con la situación negativa que se viva. Dentro de la otra mitad, existe una mayoría que vota al Partido Popular haga lo que haga y el resto se lo reparten los partidos que entran a la oposición. La culpa pues es siempre del que pone a esas personas que no hacen bien su trabajo.

El problema en Cádiz es que una parte de los ciudadanos no exige, se autoexcluye como el niño pequeño que no pinta nada, cuyos padres lo deciden todo. Busquemos la madurez reclamando lo nuestro. Cuando un proyecto se queda estancado debemos de conocer el porqué. La respuesta no debe ser el pasar de todo, la indolencia automática.

El gaditano se conforma con su Semana Santa, Carnaval, la Caleta, su playa en verano, pensamos que estamos en el centro del mundo. Somos muy chovinistas, yo el primero, pero debemos de mostrarnos minuciosos en estas cuestiones. ¿Por qué sigue cerrada la Residencia Tiempo Libre? ¿Dónde está hiendo a parar ese dinero? Si la culpa la tienen PP o PSOE, bien pues coja su voto y castigue esa incompetencia. En caso de que ninguno de los dos esté trabajando correctamente tome alternativas. Ya no digo UPyD, sino algo diferente a eso que vemos no está funcionando. El voto no se da, se presta, sino es bien empleado, se quita y se da a otro partido que lo use mejor. Cuando esto suceda, Cádiz se revitalizará con total garantía.

En gran medida Cádiz será lo que los gaditanos quieran que sea. Con pasividad y despreocupación seguiremos en esa marcha con la que no llegaremos a ningún lado.

La situación en los barrios de extramuros es de parálisis, los cambios en estos tres años desde las últimas municipales han sido nulos ¿teme que las mejoras que reclaman las agrupaciones vecinales comiencen a materializarse cercanas a mayo de 2015 a modo de parche surtidor de votos?

Al César lo que es del César, yo que viví la época decadente de los 80 puedo decir que los barrios han experimentado un cambio positivo. La transformación se inició con Carlos Díaz, cuyo gobierno reconstruyó un lugar que procedía de la crisis de los 70. Más tarde ha continuado con el boom económico junto con el gobierno popular.

Cierto es que existe un divorcio entre las necesidades de los barrios y la oferta del consistorio, en muchos casos meros fuegos de artificio. Promesas incumplidas que lastran de muchos años, carencias de infraestructura y ausencia en el mantenimiento de lo ejecutado. Este Ayuntamiento escucha y atiende poco a las peticiones de los gaditanos. Cuando lo hace es porque están generando demasiado ruido y les molesta. Le vendría bien prestar más atención a asociaciones y otros colectivos a los que tienen olvidados.

Repito lo dicho anteriormente, con el presupuesto que posee la ciudad es imposible por ejemplo mantener una maquinaria propagandística donde eslóganes como “Cádiz la ciudad que funciona” o “Cádiz, capital del turismo” suponen un insulto a la inteligencia del ciudadano. El Ayuntamiento quiere maquillar, hacer creer que todo es inmejorable, que está todo el pescado vendido. Sin embargo queda mucho trabajo por hacer.

Una asociación de vecinos combativa contra esa pasividad institucional logra sus objetivos. Incido en la respuesta a la pregunta anterior. El ciudadano ha de motivarse a participar, no esperar a que vengan a buscarlo. Sobretodo insistir a los jóvenes en su involucración. Su papel sería interesante en los grupos vecinales donde casi siempre son personas mayores las que ejercen el trabajo.

¿Cree que el ciudadano está abriendo los ojos, percibe desde su posición un cambio en la pasividad, “pachorrismo” que muchas veces caracteriza al gaditano a la hora de levantarse contra sus problemas?

Si algo bueno está teniendo esta crisis es que está despertando conciencias a todos los niveles. Las personas se están dando cuenta de la necesidad de tomar las riendas de sus asuntos. El más claro ejemplo de esta dinámica han sido las protestas en el burgalés barrio del Gamonal convertido en estandarte de la lucha vecinal. Nunca se tendría que llegar a esos extremos de ofuscación y violencia si se escuchase la voz del pueblo en el momento adecuado.

En Cádiz si eres un asiduo a manifestaciones de cualquier índole, te das cuenta de que siempre encuentras a las mismas personas. Llegado el punto, terminas por reconocerlos a todos al cabo de varios encuentros. Aún así parece que la sociedad gaditana está espabilando, tiene en su mano las manijas del cambio a modo de voto útil. Espero y deseo que las reivindicaciones en este rincón no se queden exclusivamente en tangos y pasodobles durante carnavales. Desde UPyD buscaremos que la elección elegida seamos nosotros, siempre teniendo como intención no caer en el fraude de los partidos que hasta ahora en el poder han demostrado su ineficacia.

Un tema de actualidad candente en la ciudad es el futuro incierto de la continuidad del Palacio de la Aduana en la Plaza Sevilla. El consistorio apuesta por su derribo,  ¿Se deja entrever de nuevo la falta de interés por parte del gobierno local en poner en alza el patrimonio histórico, artístico y cultural de Cádiz?

La polémica de la Aduana surge en 2008. Ante el problema UPyD fuimos de los primeros en reunirnos con la plataforma que defiende la continuidad del edificio. Los escuchamos, nos hemos involucrado participando en conferencias y foros. Este inmueble ha lastrado dos grandes problemas: de un lado el gran desconocimiento de la población, un espacio poco visitado donde se efectúan transacciones económicas. Después ha sufrido una campaña de vilipendio por parte del Ayuntamiento, desde donde no se han cortado en calificarlo como un edificio franquista, que no sirve para nada  o que resta belleza a la fachada de la estación de trenes. Detrás del desprestigio que tratan de imponer, se esconde el interés de especular con la visión  de una supuesta fila de edificios de renta libre que se quieren construir. Este palacio en un estado de conservación excelso tiene tres hermanos en otros lugares de España, todos protegidos. Aquí se le pretende arrebatar esa defensa legal para derribarlo, en un gasto estipulado  de 11 millones de euros, que sería lo que costaría su destrucción y la reubicación del centenar de funcionarios que desempeñan su actividad. Todo claro a salir de las arcas locales.

Otro tema relacionado con el patrimonio en el que hemos estado muy atentos fue la cúpula de la Catedral. Durante el año pasado denunciamos a través de 3 notas de prensa el lamentable estado de los azulejos dorados que la caracterizan. La obra tenía una garantía de diez años que expiraba el 31 de diciembre. El salitre y la luz solar se habían comido el brillo y nosotros mediante una queja registrada en el Ayuntamiento recordábamos que aún se podía exigir a la empresa responsable la reparación. Se nos hizo caso omiso, así que dentro de un tiempo veremos la necesidad de repetir este trabajo con su posterior doble gasto.

Como estos, existen muchos casos, como el espacio entre catedrales que fue denunciado por Monumentos Alavista debido a las inadecuaciones con las que se estaba trabajando en dichos restos. Existe pues sí un grave desprestigio hacia el valor cultural, artístico y patrimonial de Cádiz a todas luces.

 En estos últimos años la lluvia de críticas al Patronato del Carnaval están arreciando de manera ostensible ¿Piensa que este organismo está siendo manipulado en exceso por la clase política? ¿Qué puntuación daría al Ayuntamiento en su tratamiento a la fiesta más popular de la ciudad?

La nota sería un cinco pelado, vuelven a querer cubrir expediente. Todos los años se repiten los mismos problemas durante carnavales; mala organización de cabalgata, escasez de aparcamientos o la mala imagen del macro-botellón que no se ataja.

En cuanto al concurso, mi experiencia personal durante tres años dentro de la Junta Directiva de la Asociación de Autores confirma como caballo de batalla la transformación del mismo. El objetivo es pulir el concurso para que brille más si cabe, ya que para nuestra desgracia desde España sólo se mira hacia Cádiz durante esta fiesta. Tenemos pues que crear un gran espectáculo para traducirlo en dinero para la ciudad.

En conclusión el concurso tendría que enfocarse hacia la búsqueda de un mayor rédito para la ciudad y el carnaval. Debemos encontrar soluciones definitivas a sus problemas, no sirve de nada llegar a septiembre de este año y volver a ver como florecen los mismos obstáculos de siempre. Sería necesario organizar una mesa redonda donde se estableciera un futuro esclarecedor para superar estos problemas.

Además se debe abogar por fomentar un turismo de carnaval durante todo el año. De igual manera que mucha gente va a ver el espectáculo del Rey León a Madrid, habría gente que gustosamente aceptaría un viaje a Cádiz durante una noche para disfrutar de la actuación de agrupaciones destacadas. Si no hay barcos que construir habrá que cantar coplas para tratar de revertir la economía gaditana.

Entrega, trabajo, ganas de cambiar ¿Se consigue con este guión convencer al ciudadano desilusionado con la política para que abandone la dinámica de abstención?

Desde que estoy con la taberna con tantas horas de cara al público te das cuenta de que en las distancias cortas hablas con el ciudadano y logras que enganche contigo rápido.  Te dicen que llevan mucho sin votar, se ponen a hablar de política disponiendo sus opiniones, tienen hambre de que se les escuche.

En muchos casos se tienen nociones muy vagas, ahí es cuando te das cuenta que en este país falta cultura democrática, entender de qué va este juego. Es necesario hablar de política y cuestiones sociales en la mesa durante la comida, para generar sobre todo en esas nuevas generaciones una consciencia democrática y de clase. La política lo es todo, son el valor de las pensiones, la educación, la sanidad, la limpieza de las calles, lo que vas a cobrar de paro.

En resumen diría que hay ganas de cambiar las cosas, pero a la vez existe mucho desconocimiento de cómo propiciar esa transformación. La respuesta es votando, la abstención sólo favorece a quienes siguen sin hacer nada por mejorar las dificultades que no paran de surgir.

¿Cuáles son las claves para que UPyD siga creciendo en la ciudad?

La clave es seguir con el trabajo que venimos realizando desde 2008. Luchar por ser conocidos y que se nos escuche, para terminar obteniendo el voto y la confianza del ciudadano. Es cuestión de tiempo que podamos alcanzar el apoyo necesario para obtener al menos un puesto en el Ayuntamiento. Será en ese momento cuando este partido estalle, en el mejor sentido de la palabra, en la ciudad. Desde esa posición la gente se dará cuenta de que somos gente normal de la calle, con nuestros trabajos, actuando bajo la responsabilidad de que pasadas dos legislaturas abandonaremos el puesto, no estando como personas de otros partidos aferradas al sillón durante 35 años.

Hablaban los sondeos sobre las municipales del próximo año que entrarían con 1-2 escaños.

 Bueno nosotrosno manejamos encuestas porque no tenemos dinero para realizarlas. Aún así hay personas de otros partidos con los que hay buen feeling, que nos confiesan , muy a su pesar, que estaríamos en esa cifra. Date cuenta que no estamos en campaña electoral, pero ellos ya saben que podemos entrar si se hace una buena campaña. Si conseguimos buen candidato, porque hay que recordar que yo no soy candidato a la alcaldía. Afrontaremos primarias y si se hace un buen trabajo desde ya para que la gente nos de su confianza y entramos con uno, dos o tres concejales esta ciudad va a dar un cambio cualitativo.

Después de haber recibido el apoyo del partido para hacer frente del mismo como Coordinador Local ¿Se ve con ganas para optar a ser la cabeza de lista a la alcaldía?

Yo tengo claro que esto es un proyecto de equipo. La candidatura al Consejo Local que encabezo, ya me conoce y arropan en el sentido de que será el equipo el que va a hacer grande la labor que se lleve a cabo.

Ellos me ven como Coordinador, la lectura es si me ven como alcaldable. El tiempo lo dirá, a mí personalmente me dicen muchas veces que sí, que tenemos que dar ese paso, pero tiempo al tiempo la política no es un oficio, es una pasión, la pasión por servir a los demás. Si al final soy yo pues tendremos que depender de todo el equipo, si es otro compañero pues se apoyará a ese compañero. Creemos en el proyecto común no en el personalismo. En Cádiz por ejemplo, el día que la señora alcaldesa deje de ser candidata su partido tendrá un problema, como lo tuvo en su día el PSOE cuando Carlos Díaz dejó de ser candidato, porque son proyectos basados en una imagen personal.

IMG_1415

 

ANDALUCÍA

Una de las reivindicaciones en las que se ha centrado su formación a nivel autonómico ha sido la recogida de firmas para apoyar la ILP que busque modificar la Ley electoral andaluza. La desproporción de votos requeridos para sacar un escaño, en las anteriores elecciones municipales, demuestran lo injusto de este sistema.

PP = 1943 votos.      PSOE = 1859 votos    IU = 1853 votos.

UPyD = 2131 votos = 0 escaños.

¿Cómo explicar al ciudadano la necesidad de materializar esta reforma en el sistema electoral?

El sistema electoral actual es muy injusto. Coloquialmente se explica como una peculiar partida de parchís, donde los grandes partidos, beneficiados con diferencia, tirarían con dados de cuatros, cincos y seis, mientras que en este caso UPyD en su lugar solo tendría los suyos con cifras entre el uno y el tres.

Esta ley D´Hont es una normativa que bajo la perspectiva en la que surge, en plena transición con el requerimiento de un partido fuerte, tenía su sentido. Sin embargo actualmente, con el progreso democrático experimentado en estos años, podríamos decir que este sistema se ha destapado como parcial, es decir, que favorece a unos más que a otros.

No es una elección representativa. Que nuestro partido obtenga casi 2200 votos y no se lleve ningún puesto en el consistorio, mientras que al PP haya concejales que les cuesta tan solo apenas 800, te hace pensar sobre la desigualdad en el recuento.

A nivel autonómico ocurre lo mismo,155.000 votos no se traducen en representación parlamentaria. A pesar del desnivel en las reglas del juego, la gravedad no cesa ahí. Ahora nos encontramos ante la tesitura de una serie de engaños por parte del propio gobierno andaluz, PSOE-IU, que en sus pasados programas electorales llevaban la reforma de dicha ley.

Una vez se han logrado las 40000 firmas necesarias, la propuesta se debatirá ante el Parlamento y aunque desgraciadamente, fijándonos un poco en los precedentes de las ILP, se haga caso omiso a la modificación, esta constancia reportará puntos positivos. Con este trabajo estamos demostrando nuestra responsabilidad democrática, después estamos destapando a los votantes de Izquierda Unida y PSOE la falta de veracidad en las promesas de estos partidos y por último mostramos como incomodar a esos políticos que parece pasan de todo y se sientan en el sillón sin aparente preocupación.

Asumimos con gusto nuestro papel de moscas cojoneras y ya vamos demostrando, que por mínima que sea nuestra presencia, está va a resultar determinante a la hora de variar el modo de hacer política, valga como ejemplo el papel de nuestro partido como llave para el gobierno de izquierdas en Asturias, con Ignacio Prendes.

¿Qué opinión le merece el anteproyecto de Ley de Memoria democrática andaluza?

Hay una cosa que está clara y se recoge muy bien en la frase que dice, “sino recordamos nuestra historia estamos abocados a repetirla” Existe una deuda con todas aquellas personas que sufrieron las consecuencias no solo de la Guerra Civil, sino también de la postguerra, la represión y el genocidio que hubo después del fin de la contienda.

Me parece correcto que tras el brutal genocidio ideológico que se produjo, se quieran escuchar las voces de las personas que quieren encontrar a sus familiares para rendir memoria. Esta decisión no tiene discusión, ni debe observarse como algo negativo. Si hubiese algo que deliberar sería la partida presupuestaria.

En el apartado de la eliminación de símbolos franquistas que aún persisten, deberíamos pensar en otros países como Alemania o Italia. Allí sería impensable encontrar en la fachada de un ministerio una esvástica o un águila imperial.

IMG_1435

 

NACIONAL

La reforma de la ley del aborto:

Nos meten en los años 60 otra vez. Es una ley dictada por la santa iglesia católica apostólica y romana. Las mujeres que quieran ejercer su derecho al aborto tendrán prácticamente que ir al confesionario y confesarlo. Solo les falta clasificarlo como pecado mortal. Es sin lugar a dudas un retroceso dañino que incluso personas dentro de la derecha europea ha lamentado. De todo esto lo que si me llama la atención es la sorpresa de la sociedad con este tipo de políticas del PP. Es la derecha y como tal es un estilo de política que se basa en acciones arcaicas, pero realmente es lo que a priori a la derecha le gusta hacer, retraernos en el tiempo.

La figura de Rosa Díez en UPyD juega un papel de símbolo representativo, ¿Una vez ella decida marcharse, prevé usted una caída en ese optimismo, ganas e incluso resultados dentro de la formación?

Rosa Díez es la punta de lanza de UPyD detrás se halla un proyecto de muchísimas personas. Tras su marcha del PSOE después del Congreso donde Zapatero salió seleccionado como Secretario General, se forma una plataforma para un nuevo partido donde ella aparece junto a personalidades como Albert Boadella o Fernando Savater.

Es cierto que ella es el miembro más conocido y representativo, pero esto se comprende cuando sondeo tras sondeo se destaca como la política mejor valorada por la sociedad. Más allá de Rosa contamos con otros diputados de altura como pueden ser; Irene Lozano, Toni Cantó, del que se habla mucho pero que es una persona muy potable para la política, Gorriarán o Martín de la Herrán en Andalucía. Ante eso ya digo, Rosa Díez es importante pero no vital. Se fuero González del PSOE, Fraga del PP o Puyol de CIU y estos partidos no desparecieron. Ella es el exponente principal, llega muy fácil al ciudadano, tiene ese carisma, pues sí, pero nadie es eterno y cuando ella no esté esto continuará sin ningún tipo de problema.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s